Emoción en el Madison Square Garden para despedir la temporada

1 Philadelphia

Philadelphia News & Search

1 News - 1 eMovies - 1 eMusic - 1 eBooks - 1 Search

Por Miguel Ángel Martín, Columnista de Sixers.com

El último partido de la temporada no podía acabar de un modo distinto al que lo hizo. Todos los enfrentamientos de la temporada, frente a los Knicks han acabado con finales vibrantes y con emoción hasta el final. Ocurrió en las tres anteriores ocasiones y ha vuelto a suceder en el partido que ha supuesto la despedida de ambos equipos de la temporada regular. Victoria de los Knicks por 114-113.

En el primer partido del año, entre ambos conjuntos, los Knicks cedieron una ventaja, para que finalmente T.J. McConnell anotase sobre la bocina para que Philadelphia venciese en el último segundo del partido. En el segundo choque del año, Carmelo Anthony se encargó de la revancha anotando la canasta de la victoria, a pocos segundos del final. En el tercer encuentro los Sixers vencieron, también con emoción hasta el final y con un lanzamiento sobre la bocina que podría haber llevado el partido a la prórroga.

En el cuarto se repitió la historia y los Sixers perdieron una ventaja de más de diez puntos, y de nueve antes del inicio del último cuarto, para terminar viendo como Maurice Ndour anotaba a menos de 20 segundos, la canasta que sería de la victoria para el equipo de la Gran Manzana.

Nada hacía presagiar que el partido acabaría así, después de acabar con igualdad el primer cuarto (25-22), pero tras imponer un dominio más o menos claro los hombres de Brett Brown, en los dos siguientes periodos (31-37 y 22-28).

Pero en el último cuarto todo cambió y los Knicks apostaron decididamente por la victoria y con un parcial de 26-36, terminaron por imponerse, para despedir con una sonrisa la temporada regular.

En el último partido de este curso baloncestístico, el jugador que guió a los Sixers en el Madison Square Garden fue Justin Anderson, siendo el máximo anotador del partido con 26 puntos, gracias un 9/10 en tiros de campo y ¾ en triples, además de haber capturado 2 rebotes, haber repartido 3 asistencias y recuperado 3 balones.

Fue el único jugador de los Sixers que logró alcanzar la veintena de puntos, ya que el siguiente jugador de Brett Brown en anotación fue Alex Poythress (que salió de titular en el último partido del año), firmando 18 puntos (9/14 en tiros de campo), además de 6 rebotes.

Richaun Holmes terminó el partido con 15 puntos (7/11 en tiros de campo) y 7 rebotes, mientras que el novato Timothe Luwawu-Cabarrot, que ha realizado un excepcional mes de abril, acabó el último partido de la temporada con 14 puntos y un 5/10 en tiros de campo, confirmando el buen final de temporada que ha tenido el joven jugador de los Sixers.

Otros dos jugadores de los Sixers acabaron con dobles dígitos en anotación. Ellos fueron Nik Stauskas con 12 puntos y un 3/11 en tiros de campo (2/6 en triples) y Tiago Spliter (su mejor partido con los Sixers) que acabó con 12 puntos (/12 en tiros de campo) y 5 rebotes.

Del resto de jugadores destacar las 8 asistencias que repartió T.J. McConnell y que Shawn Long rozó el doble-doble, al acabar el partido con 8 puntos (4/12’3 en tiros de campo) y sumar 9 rebotes.

Por parte de los Knicks destacaron los 20 puntos que anotó Justin Holiday, los 17 puntos de Carmelo Anthony y los 14 puntos de Marshall Plumlee. Dos jugadores más de los Knicks terminaron con dobles dígitos en anotación (Chasson Randle anotó 12 puntos y Mindaugas Kuminskas 11 puntos).

Ya se acabó la temporada 2016/2017 para Philadelphia y habrá que esperar a la próxima temporada para volver a disfrutar del baloncesto NBA en el Wells Fargo Center. Será una larga espera, pero lo que se plantea el año que viene, merece la pena.

Hasta pronto desde España.

@BerkutMartin


1 Philadelphia

Philadelphia News & Search

1 News - 1 eMovies - 1 eMusic - 1 eBooks - 1 Search


Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Facebooktwitterlinkedinrssyoutube

Leave a Reply